La iluminación en los espacios: como afecta sobre la salud y las emociones.

iluminación espacios

28 Feb La iluminación en los espacios: como afecta sobre la salud y las emociones.

 

La luz es energía y como tal, podemos transformar por completo un espacio con solo cambiar el tipo de iluminación. Elegir bien el tipo de iluminación adecuada para cada estancia nos aportará una gran sensación de bienestar, además de favorecer los procesos biológicos naturales.

La luz natural influye sobre los ritmos circadianos, que constituyen nuestro reloj biológico, regulando los ciclos de vigilia y sueño, que se repiten cada 24 horas.

Esto se debe a que cuando la luz entra por los ojos, va hacia el hipotálamo del cerebro, que controla los procesos automáticos y metabólicos del cuerpo, además de iniciar la respuesta al estrés y afectar sobre las emociones.

Este reloj biológico regulado por el hipotálamo, también está conectado con la glándula pineal, que segrega la hormona de la melatonina, conocida como la “hormona de la hibernación”, ya que favorece el sueño por la noche.

Al atardecer, cuando la luz del sol es anaranjada-rojiza, el cerebro se prepara para el proceso del sueño, generando melatonina.

Por el contrario, al amanecer, cuando la luz del sol es más azul, se inhibe la producción de melatonina, para producir serotonina, hormona que estimula la actividad diaria y que aumenta con la exposición a la luz.

En diversos estudios científicos, se ha probado que la producción de serotonina y melatonina por el cerebro, está directamente relacionada con la luz solar.

Por tanto, se recomienda graduar la luz artificial para asemejarla todo lo posible a la luz natural, y respetar así, los procesos biológicos.

El uso inadecuado de la luz artificial, puede propiciar desajustes en la actividad biológica y hormonal, llegando a provocar trastornos físicos y psíquicos.

Una iluminación deficiente puede ser la causa de fatiga visual, cefaleas y problemas de concentración. La ausencia de luz natural en espacios cerrados, debilita el organismo. Lo ideal es que una casa o lugar de trabajo pueda beneficiarse de luz natural el máximo de horas al día.

 El tipo de iluminación

A la hora de elegir el tipo de iluminación es importante tener en cuenta el tipo de estancia y la actividad que se realiza, para adecuar el tipo de luz y propiciar el estado deseado en cada ocasión: relajante, estimulante…etc

Cada espectro lumínico tiene unos efectos psicofisiológicos, por lo que se recomienda utilizar luminarias cuyo espectro más se asemeje al solar, con el que nuestro cerebro está sintonizado.

La luces de espectro completo son aquellas que más se asemejan a la luz natural del sol, ya que son capaces de reproducir toda la gama de colores, al igual que la luz solar. Emiten una luz uniforme, que reduce la fatiga visual, relaja la vista y estimula la mente, favoreciendo la concentración y la productividad.

El espectro lumínico se mide por el CRI (Índice de Retención del Color), que describe la capacidad de reproducir los colores por una fuente de luz. Se determina en valores desde el o al 100%, por tanto, una luz saludable debería tener un IRC mínimo de 90%.

Actualmente existen diferentes tipos de iluminación:

Fluorescentes: Su ventaja es el ahorro energético, ya que consume una quinta parte de los vatios que consumen las bombillas incandescentes. El inconveniente es que reproducen una pequeña parte del espectro visible, y además es pulsante (entre 100 y 200 pulsaciones por segundo), esto obliga al ojo a adaptarse constantemente, lo que produce fatiga visual, irritabilidad, aumento del estrés y problemas de atención. Además emiten campos electromagnéticos, por lo que la distancia mínima de seguridad debería ser de un metro.

Bombillas incandescentes: Emiten una luz natural, no generan apenas campos electromagnéticos, y tienen un espectro más amplio. Son por tanto, menos perjudiciales para la salud. La desventaja es que su consumo energético es elevado.

Lámparas halógenas: Son una de las mejores fuentes de luz artificial, ya que no parpadean y emiten una luz cálida que resulta agradable a la vista. Pueden llegar a emitir campos electromagnéticos, dependiendo del tipo de transformador que utilicen, por lo que se recomienda tenerlas a una distancia mínima de un metro.

Iluminación LED: Aunque esta iluminación está presente no sólo en la iluminación de espacios, sino también en dispositivos electrónicos, diversos estudios han demostrado que puede llegar a ser perjudicial para la salud ocular. Al ser una luz monocromática, la hace muy diferente a la luz solar, que contiene todos los colores del arco iris.

A la hora de elegir el tipo de iluminación, es aconsejable utilizar focos de bajo consumo y amplio espectro.

La iluminación en comercios y negocios

A la hora de exponer determinados productos en una tienda, el tipo de iluminación es fundamental.

En una tienda se juega con distintos tipos de iluminación, y luces enfocadas de manera estudiada para realzar los productos que interesa destacar.

En cafeterías y restaurantes, el tipo de luz es crucial para generar un ambiente que invite a entrar y a quedarse.

En oficinas es importante tener en cuenta la iluminación ya que tiene una relación directa en la productividad, la salud y el estado de ánimo de las personas que trabajan.

Una iluminación inadecuada en el trabajo puede originar fatiga ocular, cansancio, dolor de cabeza y estrés.

Todo lugar de trabajo debe contar con luz natural, y procurar que el nivel mínimo de iluminación en la mesa de trabajo esté entre 400 y 700 lux. (El lux es la medida de la intensidad de la luz, y equivale a un lumen por metro cuadrado).

La iluminación en feng shui

En feng shui se utiliza la iluminación para activar el chi (energía vital) y para generar un ambiente adecuado a la actividad que se realiza. En estancias con escaleras o techos bajos, se utilizará una iluminación ascendente para realzarlo. En áreas del Bagua que se desee potenciar o en habitaciones oscuras o de poco uso, es aconsejable dejar una lámpara encendida durante algunas horas al día. Se pueden utilizar lámparas de sal, luces quitamiedos, también velas, lámparas de aceite, etc.

A la hora de instalar la iluminación en una casa, se aconseja tener diferentes puntos de luz, una luz central más potente y diferentes lámpara con luz suave y cálida, e ir adaptando cada tipo de iluminación según la hora del día y la actividad que se realice, generando de este modo, diferentes ambientes.

También se pueden utilizar reguladores de luz para adaptar la intensidad a cada momento.

Con sólo modificar la iluminación, podemos crear ambientes mucho más dinámicos y llenos de vida, que nos aporten bienestar y felicidad.

Susana Amorín

Sin comentarios

Perdone. Los comentarios están cerrados por el momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE

Warning: First parameter must either be an object or the name of an existing class in /home/magicespirit0402/public_html/fengshuigong.com/wp-content/themes/bridge/footer.php on line 230